Las campeonas de la Serie Mundial salieron a atacar desde el arranque y con dos tries Tonegato y Caslick consiguieron una ventaja esencial para apagar las ambiciones de las españolas. En el complemento, las Leonas tomaron el control del encuentro y tuvieron chances claras de anotar. En una de ellas, Barbara Pla apoyó en el ingoal pero la referí cobró knock on. En el mejor momento de España, Charlotte Caslick sumó un try de toda la cancha que sentenció el cotejo y Green cerró la clasificación con otra conquista.

CANADÁ – FRANCIA

En una contienda digna de la final del torneo, Francia tomó la iniciativa tras el fallido kickoff canadiense y atacó constantemente hasta logra el try de manos de Le Pesq. Un arresto individual de la canadiense Moleschi pegado a un scrum, le dio el espacio que necesitaba para llegar al ingoal, igualar las tablas y cambiar el trámite del partido.

Canadá cerró su defensa, acorralando a su rival en su territorio para sacándole la posición del balón. Así sumó dos tries más y controlo las acciones hasta el final.

GRAN BRETAÑA – FIJI

Con uno de los tries más rápidos de la competencia, Brown abrió el tanteador y estableció la intensidad del cotejo. Golpe a golpe, ambos sumaron un try pero la inexperiencia de Fiji le jugó en contra y cedió la posesión del balón en momentos claves. Richardson y Richardson visitaron el ingoal fijiano y le dieron la ventaja necesaria al team GB para controlar el trámite y sumar dos conquistas más.

NUEVA ZELANDA – ESTADOS UNIDOS

Las norteamericanas tomaron por sorpresa a Nueva Zelanda y lograron su juego en base a una defensa sólida que no brindo espacios. Sobre el final de la primera parte Portia Woodman se escapó por la banda y marcó el primer try que sería definitivo.

Como nunca antes en la competencia, Nueva Zelanda estuvo entre las cuerdas pero soportó los embates norteamericanos a pesar del cansancio y contar con una jugadora menos por sin bin. El triunfo fue una prueba de temple para las neozelandesas que están más que preparadas para lo que viene.

 Hoy será la jornada decisiva del primer torneo de seven femenino en la historia de los juegos olímpicos. Sólo tres de las semifinalistas se colgarán una medalla pero todos los equipos tendrán el orgullo de haber marcado la historia del deporte ovalado.